Hoy dejamos Sofía, una ciudad interesante con mucho recorrido en el futuro.

A las 11 dejamos el apartamento, vamos al mercado cercano, donde tomamos un café y aprovechamos para las últimas compras.

El vuelo es a las 16:00, por lo que toca esperar en el aeropuerto. Llegamos a Belgrado en una hora. Las maletas salen enseguida, el chofer que teníamos reservado nos estaba esperando, así que todo muy rápido.

El apartamento esta en el pleno centro, en la calle Mihailova. Llena de restaurantes y locales. Hoy es Domingo, hay mucho ambiente en la calle. La mayoría de la gente esta viendo como Novak Yokovic gana su tercer Wimbeldon. Fiesta…

Salimos camino de la fortaleza de Belgrado, Kalegmedan. Situada al oeste, domina la ciudad. Damos un paseo por la parte exterior hasta la estatua de la Victoria.

Esta atardeciendo y tomamos una cerveza en una terraza de la fortaleza, viendo el sol esconderse tras la muralla. Gran vista de los ríos Sava y Danubio.

Tras el merecido relax, regresamos con calma para cenar en el apartamento. Pese a no hacer mucho, ha sido un día cansado.

Mañana veremos que nos ofrece Belgrado.