Día 17 – Kanazawa – Tokio

Hoy vuelta a Tokio, el viaje desde Kanazawa es largó, con transbordo incluido. Salgo a las 9:13 y llego  a Tokio a las 13:20. Quería ir a Kamakura, pero creo que voy a tener muy poco tiempo para verlo, así que mejor lo dejo para mañana.

Hoy subiré a la Tokio Sky Tree, a la que no pude subir por el primer tifón, la idea es ver el atardecer desde arriba. Hoy el sol se pone a las 17:05.

Antes, al pasar por Asakusa, veo a unos chavales que acababan de hacer alguna representación teatral.

La Tokio Sky Tree tiene 634m de alto. A día de hoy, es la torre de comunicaciones más alta y la segunda estructura más alta construida, después del Burj Khalifa.

No me esperaba la cola que hay para subir, pero ya que estoy aquí…La entrada no es barata (2060¥ para el primer mirador a 350m y 1000¥ más si quieres subir al segundo mirador, a 450m). Yo me conformo con el primero.

Después de casi 1 hora de cola, por fin subo. El ascensor sube a 600m por minuto. Se taponan los oídos.

Justo el sol se esta poniendo, pero hay claridad. Lo primero ir al lado oeste a ver sí veo el monte Fuji. Por desgracia no se ve. El cielo está despejado, pero como casi siempre el monte esta cubierto por una densa capa de nubes. Creo que me quedo sin verlo :-(.

No obstante las vistas son espectaculares.

Las fotos no pueden mostrar la inmensidad de esta ciudad. Te quedas maravillado viendo como las luces se van encendiendo, como millones de personas viven su vida hay abajo.

Las carreteras parecen ríos de luz.

La Tokio Tower luce espectacular.

Suelo de cristal, paró los que no tengan vértigo.

Después de un buen rato disfrutando el espectáculo, es hora de bajar a la tierra.

Es viernes a la noche, creo que ir a ver Shibuya de noche puede ser interesante. La Línea de metro Hanzomon me lleva directo desde la Z14 a la Z1.

Como de día, el flujo de gente es incesante. Todo un espectáculo. Vuelvo a subir al Starbucks para verlo desde arriba.

Quien podía imaginar que un cruce de peatones podría ser una atracción.

Toda la zona de alrededores está llena de bullicio. Chavaleria tomando algo, centros comerciales abiertos, mucha exhibición. 

Ceno una sopa Ramen de soja, unas empanadillas japonesas llamadas Gyoza y una cerveza por unos 950¥ (9€ aproximadamente).

Otro paseo y para cuando llego al hotel son más de las 11 de la noche. Como pasa el tiempo.

Por cierto, os dije que envíe la maleta desde Kyoto hace tres días. Por supuesto la maleta llego y ya estaba en mi habitación. 

Y que me decís de las vistas desde mi habitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *