Día 8 – Kyoto

Nuevo día, nuevo palizón…y ya van…Me levanto a las 6:50, esto no son horas.

Hoy la ruta de los templos, cojo el autobús 100 en la estación de autobuses y llego temprano al templo de Ginkakuji, el pabellón de plata. Conviene empezar en este, (más tarde se llena de turistas), para luego seguir recorriendo el camino de la filosofía.


Voy entrando en los diferentes templos. Alguno esta muy bien, me gusta especialmente el de Eikando Zenrin-ji, donde además me coincide una ceremonia budista.

Acabo en el templo de Nanzen-ji  y camino del autobús, paso por este gran Tori rojo.

Ya es la hora de comer, así que me voy a la estación central para comer en las galerías.

Como estupendamente por unos 15€.

Después de comer me acerco a los dos templos cercanos a la estación….

El Higashi-Honganji. Es muy grande, chulo, pero esta rodeado de una fábrica ¿?.

El Nishi-Honganji es patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Es muy grande también, muy bonito. Hoy he visto tanto templó que ya todos me parecen iguales.

Llegan las 17:00, así que todo cerrado. Me voy al barrio de Gion. Parte antigua de Kyoto, donde están las casa de te y dicen que sí tienes suerte entre las 6 y las 7 de la tarde te puedes encontrar a alguna de las pocas Geishas o Maikos que hay.

Antes de meterme al barrio, visito el recinto de Yasaka, situado en Gion. Son pequeños templos, toris, farolillos, etc…muy chulo.

Entro en la zona de las casa de Te y aquello parece San Fermín, todos los turistas esperando cámara en mano a que pase una Geisha. Yo desde luego no pasaría…

Una Maiko pasa a mi lado, tan rápido que no me da tiempo a sacar foto. Hay va con su precioso Kimono, su cara blanca y la nuca sin pintar. Japón total.

Acabo la visita al barrio cruzando un puente, donde observo que todo el mundo está mirando al cielo con sus cámaras y móviles. Será la luna llena, pienso…

Al rato me doy cuenta de que se está produciendo un eclipse total de luna.

Yo ya estoy también, un poco eclipsado. Así que a dormir. Mañana madrugo otra vez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *