El nombre de “Viajando a lo pobre” surgió en algún viaje de los que suelo realizar con mis compañeros viajeros. No sabríamos decir cuando, aunque si recordamos una ocasión memorable.

Estábamos en un Chill Out, frente al lago y el castillo de Trakai, en Lituania. Y mientras disfrutábamos de un hermoso atardecer bebiendo un refresco, nos vino a la mente lo de “Viajando a lo pobre”. Las risas que nos echamos.

No significa estrictamente viajar gastando lo mínimo, ni mucho menos. Su significado seria; viajando por nuestra cuenta, aprovechando las oportunidades, sin derroches, pero no privándonos de nada.

Somos un poco pesados y no dejamos ni un sitio sin explorar, templo, museo, parque, nos da igual.

Nos gusta lo típico, pero exploramos lo exótico.

Comer y beber, es parte de la aventura y probamos de todo.

Y cuando acabamos el viaje, normalmente necesitamos otras vacaciones para descansar de las palizas que nos damos.

Es lo que nos gusta, y aunque cuando acabamos el viaje, siempre decimos…“el año que viene nos vamos a un todo incluido”, siempre acabamos volviendo a otro viaje agotador, pero gratificante.

En este Blog queremos mostrar nuestros viajes. Sin ninguna pretensión. Tan solo mostrar a viajeros inquietos, sitios, curiosidades, experiencias que igual puede aprovechar. Si así es, nos daremos por satisfechos.